#16 Phantom Thread (2017), de Paul Thomas Anderson

Cuando te enfrentes al muro blanco, de pronto la pendiente se volverá en tu contra y todo progreso será más difícil. Tu cara recibirá un viento frío que te convencerá de regresar por donde viniste, y que escupirá una carcajada para decirte que eso ya no puede ser. Así, atrapado entre lo trabajoso y lo imposible, pensarás en los lugares por los que pasaste y que ya no recuerdas, en los destellos que dejaron de impresionarte y en las cosas que empiezan a sobrarte y que aun así no puedes dejar. Y empezarás a olvidar definitivamente los trazos que formaron al niño que fuiste, y los afanes de tu cuerpo se apoderarán de tu conciencia mientras asciendes por el muro sin tener ninguna intención de ver lo que te espera al otro lado. Y te darás cuenta de que nunca antes te habías sentido así, y supondrás que esa sensación de novedad e indefensión debiste tenerla cuando eras un niño, pero la perdiste peregrinando hacia el muro, junto con la energía y la alegría. Y así, convertido en un niño envejecido, deforme y abúlico, tendrás que aprenderlo todo de nuevo, y para ello tendrás que mirar a los jóvenes.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s